martes, 6 de septiembre de 2016

Un cuchillo en la boca
me alcanza las viseras,
corrompe
al amor imaginario
y acaricia
el umbral de nuestro único ser
entre la redención 
y el exterminio.