Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2018
Imagen
El cuerpo recuerda.
El atardecer enumera las partes donde ya no duele. El atardecer dura dieciséis segundos y los ojos hundidos ya no son negociables. Las calles entre los huesos se llenan de sal y saben a milagros cada vez que se sacuden.
En las ventanas dejamos huellas dactilares y recuerdos plásticos, manos tejidas con agujas eléctricas, ojos oscuros que atraviesan el vacío... El cuerpo recuerda. Aunque se llene de gusanos y cambie la llave de la puerta de entrada. El cuerpo recuerda, yo 
anochezco.
Viajo  como viajan los arboles a través del desierto, me veo las entrañas y les encuentro colores magníficos.
No hay más luces cálidas después de las siete: como pájaros se van a dormir y dejan las calles desiertas. El cuerpo recuerda y no tengo más que fantasmas enmarcados. Pero yo recuerdo poco, muy poco.

Te olvido

Yo no te pienso ahora porque te quiero,
y no te quiero ahora porque te pienso,
pero si alguna vez te quise
un poco tonto,
un poco frágil,
un poco mío,
monstruo:
me digo
que no te cuido,
que te olvido,
y que si quiero
cargar con mi máscara,
después de arrancarme la piel
y ser un poco fuerte,
monstruo:
te digo
que a veces,
los monstruos
lloramos,
nos caemos
y nos arruinamos de por vida las rodillas,
y bailamos con dolor,
y no queremos
pintarnos las uñas,
por miedo a arruinarlas
por miedo a que no sea
del color que siempre soñamos.
Miedo
de que nos tachen
de monstruos,
miedo
de no poder
quitarnos de encima
la sangre canina,
y los ojos vendados
del dios
que nos prometieron
nos observaría
de por vida
y repudiaría
nuestra máscara torcida
de cuando
nos soñamos
un poco tontos,
un poco frágiles,
un poco nuestros,
y nos llamamos
monstruos.
Imagen
Te amo desde el principio
de lo incondicional:
lo infinito, lo absoluto
lo que no es
síntoma,
ni forma,
ni cuerpo.
Sólo música.

Te amo
desde el principio
del universo.




Verano

Tienes el sol
en los ojos
y ardo,
y soy
un resplandor
acostado en la luna,
y todas las flores
alrededor de tu boca,
y todos los brotes,
y todas las luces,
cada estrella,
espejo,
faro
en el universo,
y todos los días
en mi piel es verano,
todo
abrasa
cada vez
que me miras.