martes, 23 de agosto de 2016

Nos somos

Respirábamos
azules todos,
y yo pensándote,
en cada parte, 
de la boca al ombligo,
del ombligo al alma,
del alma al tacto,
del tacto al verso,
como me eres.

Y yo
del silencio vulgar,
azul toda,
fingiendo que no te pensaba,
que estoy
del verso a la nada, 
cuando de la nada al verso, 
del verso a tu boca
y de tu boca al sol
te soy.