jueves, 21 de julio de 2016

Etérea

De ironía tengo llenas 
las manos,
y las hundo en mi cuerpo animal,

y con ellas me creo 
un universo
un atajo, un quejido abismal.

Mítico,
resuelto
encuentro en la madrugada.

De ironía tengo llenas
las manos,
e ironía me compone

ahogada
de trucos baratos,

incrustada 
en el hipotético celestial.