viernes, 29 de enero de 2016

Contemplé la tristeza

Contemplamos una vez
la tristeza bajo la cama.
Fugaz al amanecer,
eterna al cerrar los ojos.

Contemplamos todos los días 
la tristeza sobre un auto.
fugaz cuando abrazas al sol,
eterna si apartas la vista.

Contemplé sin ti ayer
la tristeza en la pared,
en la cama, en el café.
Fugaz cuando eres eterno,
eterna cuando eres fugaz.

Tengo prisa por callar,
y en el cajón 
un verdugo.
Por si cualquier día 
decido volverme fugaz,

y contemplar 
por toda la eternidad
la tristeza bajo un cielo estrellado,
eterno cuando huyo de la ausencia,
ausente si puedo verte
una vez más.