martes, 29 de diciembre de 2015

Oscuridad

Cuando vuelva oscuridad
y la sangre nos consuma,
y la noche no nos deje respirar,

cuando vuelva oscuridad
y vea el café de tus ojos
muerto donde antes estaba la luna

dejaré que las flechas 
atraviesen mi garganta,
rezaré al mismo silencio,
sangraré,

miraré hacia ese lugar
donde nuestras almas se unieron
y alguna vez
pudimos evitar compartir el mismo final.