domingo, 2 de octubre de 2016

Vacío

I

En la oscuridad todas las caras son parecidas,
y me recuerdo al vacío de una casa sin muebles,
ecos retorcidos, pintura fresca,
yo primera y la inexistencia,

somos implantes,
carencias.

No existo.
No existo.
No existo.

II

En la oscuridad somos mejores defectos,
y puedo verle a los ojos en cualquier mundo,
espejos traslucidos, luz amarilla,
yo primera extirpándome los huecos,

Yo y el amor complejo
calados de noche
somos vacío,
dedos rotos,
ridículo
y todas las caras irreconocibles,

y no existo.

III

No existo.
No existo.
No existimos.

En la oscuridad
somos humanos de dieciséis segundos,
astros inútiles,
trastos.
Me recuerdo completamente a la nada
y quererle se parece más
al sonido del abismo océano.