Loco

Eres ese tipo
que mira con dulzura,
que abraza con calor,
que besa con locura,
que mata por amor.
Y yo sé
que libre,
alto,
cauto,
amarás y odiarás
a la mujer
que tienes en frente.
Porque loco estás,
y besas, callas,
lloras, andas,
robas suspiros.
Loco estás y no bajas
la mirada,
y cortas flores,
cantas, corres,
muerdes. Y eso,
eso se siente.
Porque eres ese tipo
que mira y es mirado,
que toca y es tocado,
que besa y es besado,
que ama y es amado,
por un corazón
y una cabellera
dispuesta a hacer
de tu locura
una razón
más para amar.
Porque yo sé
que callado,
besado,
liberado,
adorado,
tienes ojos
para ver
y amar
y odiar
a la mujer que tienes en frente.
O tal vez
loco estás
apresado.
Y haces de aquí
en tu locura
y en eso único
porque sólo lo tienen tus ojos,
un mártir que
se ama,
se toca,
se besa
pero sólo por una persona:
Esa que amas
y a veces no,
esa que adora
y vive,
bebe,
de tu insano sentido.
Esa mujer
que tienes enfrente,
a la que matarías,
sabe el amargo
y el dulce
de tu amor.
Porque loca está,
y es besada por tus labios
dulces, fieros.
Abrazada por tus manos
fuertes, amorosas.
Adorada por tus ojos
únicos, profundos.
Amada por un corazón,
una cabellera,
que sólo a ti te pertenece.
Eres el tipo
que todo eso,
palabras,
sonrisas,
lágrimas y llantos
se ha ganado,
a base de locura.
Porque son,
tú loco y ella un poco más,
una promesa,
alta,
libre,
cauta,
que extraña
la sonrisa
del primer beso.